Bésame con los besos de tu boca

bésame

besame

Ayer nos preguntamos por el origen de la vida espiritual. Hoy os propongo la primera de tres reflexiones sobre su finalidad. Todo caminante tiene derecho a saber cuál es la meta. Entramos en el mundo de la mística, es decir, en el mundo del amor

Recurro a mi propia experiencia en el mundo de la prostitución (“pitufinas”). Por lo general odian al hombre. Antes de confiar te someten a diversas pruebas. Si las superas llegan a ser más que hermanas. Dos de ellas fueron mis amigas.

La primera me enseñó que lo más íntimo del cuerpo eran los labios. Podían violarla, maltratarla etc., pero los labios estaban reservados a quienes de verdad la querían.

La segunda me invitó al cine cuando murió mi padre. Después mantuvimos una conversación durante horas en un bar. Me contó toda su vida; luego exigió que hiciera lo mismo. Dudé y accedí.

Bien entrada la noche la acompañé a su casa del brazo (tenía cáncer vaginal). Caminamos envueltos en una burbuja invisible, llena de nuestras vidas y de mutuo cariño. En silencio.

Comprendí entonces la frase de Teresa de Jesús : “Darnos del todo al Todo”. También intuí que la mística se resume a caminar por la vida y volcar en Dios aquellas experiencias que nos han vuelto «tiernos de amor”.

Por eso ahora puedo gritar a Dios con ellas, en el silencio de la noche: BÉSAME CON LOS BESOS DE TU BOCA.

2 comentarios sobre “Bésame con los besos de tu boca

  1. Padre que hermoso relato, yo tuve el honor de escucharlo de su boca en una conferencia en Toluca, y me conmovió hasta las lágrimas, y me hace reflexionar, en muchas situaciones de mi vida, en la amistad, en el no juzgar en la apertura de mi vida al otro con toda humildad, en la escucha empatía, en el Mira que te Mira, y como somos perdonados por El. Gracias por compartir, Dios le bendiga Padre.

Los comentarios nos encantan :-)

A %d blogueros les gusta esto: