Al entrar en las terceras moradas…

… Encontrarás una descripción de tu situación si llevas un tiempo perseverando en vivir las primeras y segundas moradas: “que no las ha hecho el Señor pequeña merced en que hayan pasado las primeras dificultades, sino muy grande; de éstas, por la bondad del Señor, creo hay muchas en el mundo: son muy deseosas de no ofender a Su Majestad ni aun de los pecados veniales se guardan, y de hacer penitencia amigas, sus horas de recogimiento, gastan bien el tiempo, ejercitase en obras de caridad con los prójimos, muy concertadas en su hablar y gobierno de casa, los que las tienen” (M 3.1.5).

Son muchas las almas que llegan a esta situación después de haber superado las dificultades y las dudas de salir del castillo. Tienen momentos de oración, aman al prójimo y procuran cumplir los mandamientos sin pecar ni mortal ni venialmente. Pueden decir con el salmo 111 que son personas bienaventuradas. También lo fue David y Salomón y por eso no dejaron de caer de nuevo. Por eso es bueno siempre no dar de tener respeto al Dios que nos llama al amor.

Seguimos en el primer capítulo de las terceras moradas y leemos (nº6): “aun es menester más para que del todo posea el Señor el alma, no basta decirlo, como no bastó al mancebo cuando le dijo el Señor si quería ser perfecto”. Es decir, hemos de ser probado con obras. La experiencia religiosa se verifica en la práctica. Si va cambiando la vida y el corazón, son buenas señales. Teresa nos propone el ejemplo del joven rico (Mt 19, 16-22) para toda la tercera morada.

Si lees el relato del joven rico verás que cumple los mandamientos y es buen creyente. Sin embargo, si quiere ser perfecto, Jesús le pide que venda lo que tiene, lo dé a los pobres y le siga. Teresa lo interpreta no tanto en el sentido económico sino de donación del yo. Jesús quiere en primer lugar nuestra decisión firme de ser sus amigos fuertes, y, segundo, que poco a poco vayamos dándole nuestro yo.

Lee el capítulo 2 con las pruebas que nos pone Jesús.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s