¿Quién es mi interlocutor?

Estamos terminando de presentar las primeras moradas. Como decíamos el día anterior, hemos encontrado un interlocutor con quién mantener un diálogo y una relación que durará toda la vida, un Dios-Amor que se irá dando a conocer y será compañía, huésped divino y amigo.

Como en toda relación humana se comienza por un saludo, por lo general son frases hechas, habituales en cualquier idioma y cultura, buenos días, cómo estás, estudias o trabajas, etc.

En un itinerario espiritual se llaman oraciones vocales. Son aquellas que quizás hemos aprendido de niños y hemos dejado de repetirlas. En el cristianismo y en Teresa dos son esenciales, el padrenuestro y el avemaría. Por supuesto, el credo, el gloria, el yo pecador y cualquier oración de otros que nos ayudan a rezar, también son oraciones vocales.

Rezar un padrenuestro y un avemaría cada día puede ser un excelente comienzo para la primera morada. La única condición que pone Teresa es que las digamos con conciencia de lo que decimos. Que no sea una repetición vacía mientras nuestros cerebro está en otros mundos. Incluso afirma que un padrenuestro bien rezado, despacio, nos puede llevar a la contemplación perfecta. Conocí a una mujer que tenía una compulsión, la de jugar su dinero en un bingo. Cada día acudía rezando un padrenuestro por la calle, hasta que un día al acabar el padrenuestro descubrió que le había desaparecido la compulsión y era capaz de entrar o no con entera libertad.

En el itinerario espiritual de Teresa eres una persona libre. Y activa. La riqueza acumulada en la Iglesia es enorme. Debes decidir desde tu libertad la manera de aplicar este principio de la oración vocal. Podría ser que te lleve a rezar el Rosario todos los días. Hazlo.

Puede ser que prefieras una jaculatoria, una frase tuya, buenos días señor, o una frase de la Biblia, no tengas miedo, o recitar una oración que te sabes de memoria de un santo…También puede ser como hacen muchos seglares que te aficiones a rezar todas o una parte del breviario, laudes, completas, vísperas, etc. No tienes más que bajar al teléfono una aplicación, E-prex, salterio, u otra. Tú mismo verás lo que más te conviene, siempre y cuando no dejes de rezar el padrenuestro y él avemaría cada día.

En el libro Camino de perfección de Teresa hay dos capítulos dedicados a la oración vocal para que puedas leerlos. Son los capítulos 24 y 25.

Os dejo con una preciosa oración de Charles de Foucauld, lector asiduo de santa Teresa durante años. El Dios-Amor es tu Padre, te adora, llama desde lo hondo y quiere comunicarse contigo. Él es el que te dicta esas oraciones vocales:

Padre,

me pongo en tus manos.

Haz de mí lo que quieras,

Sea lo que sea, te doy gracias.

Estoy dispuesto a todo,

lo acepto todo,

con tal que tu voluntad se cumpla en mí

y en todas tus criaturas.

No deseo más, Padre.

Te confío mi alma,

te la doy con todo mi amor.

Porque te amo

y necesito darme a Ti,

ponerme en tus manos,

sin limitación, sin medida,

con una confianza infinita,

porque Tú eres mi Padre.

2 respuestas a “¿Quién es mi interlocutor?

  1. Señor mío y Dios mío :Se que como padre estas junto a mi Como Dios no soy digna de pensar estar un día cerquita a Tu lado, por lo tanto seguire día día perfecionando y limpiando de tanta oscuridad como a un poseo en mi interior .Con la ayuda de personas que te aman Me dan la oportunidad de conocerte mucho mucho más e ir transformando este pequeño ser ignorante que a un soy .

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s