Oración de meditación y recogimiento

Comparto con todos la respuesta que di a alguién que preguntó por la oración de Teresa de Jesús


La oración de meditación y recogimiento es la clave del Castillo Interior y de la vida espiritual. Hemos de practicarlas toda la vida.


En lo más profundo de nosotros mismos, donde está nuestra conciencia, justo al lado, está encerrado el misterio de Dios uno y trino y de Jesús Hombre. Son las séptimas moradas.
Desde ahí, en medio de la vida, Él nos llama y nos habla. Al principio con un paisaje, una lectura, una conversación. Luego, con llamadas más intimas, silbidos, en las cuartas, flechas de amor en las quintas, saetas de fuego en las sextas. Esas llamadas a vivir en comunicación con Él hay que aprender a distinguirlas.


Son dos los lugares esenciales para escucharlas, la Eucaristía y la Biblia. La última es el libro de nuestra vida, la que nos enseña a vivir. Cada día nos envía Dios tres cartas personales, el domingo cuatro. Léelas en primera persona, son cartas para aprender a vivir.

El Espíritu Santo está ahí cuando las lees. Si alguna frase te llama la atención interrumpe la lectura. Te la están diciendo a ti. Piénsala, aplícala a tu vida, guárdala en el corazón. Te están hablando. Saborea su mensaje, cierra los ojos y «mire que le mira» con mucho amor.


Otro día haz eso mismo muy dentro de ti (oración de recogimiento). Eres Pedro, Juan, María Magdalena, Zaqueo, Lázaro…, poco a poco vamos aprendiendo de Jesús, lo que dice, su trato con las personas, cómo sana, enseña, etc.
y cuando todo eso lo hagas con AMOR ya estás en la mística.

Si tu vida está «tierna de amor», «herida de amor» a Dios y a los demás, ya vives el misterio de la vida. En muy poco tiempo se irán produciendo pequeños cambios y en pocos meses habremos aprendido a ver la vida con otros ojos, los de Jesucristo.

One thought on “Oración de meditación y recogimiento

  1. Antonio, como hay que actuar cuando uno está disfrutando de esas saetas de fuego y flechas de amor y de pronto se ve como fuera del castillo porque ya nada le dice nada, ni la Palabra, y quisiera estar en esa intimidad tan fuerte con la Trinidad y no puede, aunque lo único que le importa en la vida es permanecer en ese Amor. Gracias

Los comentarios nos encantan :-)

A %d blogueros les gusta esto: