Una Sinfonía para Dios

Os propongo escribir juntos una sinfonía para Dios.
Como en una orquesta cada uno aportará su melodía.

Escribe abajo en los comentarios cómo vas construyendo tu castillo interior, los aciertos, las dificultades; sin entrar en cosas íntimas, aporta tu experiencia. De este modo nos ayudamos unos a otros.

Vamos a dedicarle un mes, vosotros y yo necesitamos tiempo para reflexionar y poner en práctica lo aprendido. Durante este mes no colgaré ningún mensaje, salvo el comentario dominical a la Palabra de Dios de Javier Lacasta.

La Iglesia está por los suelos y en estos tiempos recios hacen falta amigos fuertes de Dios. Son expresiones de Teresa válidas también para nuestros tiempos. Una forma de ayudar a Dios es vivir este itinerario espiritual e ir formando una pequeña comunidad virtual.

Aportando cada uno su experiencia construiremos el primer movimiento de una sinfonía humana y divina para Dios. Mucho ánimo!!

Anímate